Categoría | Actualidad, Debate, En portada, Mundo comunicación, Periodistas, Profesionales / Docentes

Dame un motivo para seguir siendo periodista

Publicado el 16 febrero 2009 by wellcomm

14 de febrero.  San Valentín.  Brilla el sol, la temperatura es agradable y la concentración de periodistas convocada bajo el puente de Juan Bravo comienza a fraguarse. ¿El objetivo? La honrosa defensa de la dignidad periodística de los integrantes del sector. ¿Convocantes? La Asociación de la Prensa de Madrid, con Urbaneja a la cabeza.

Los minutos pasan y el ambiente se caldea, pero no hierve. La concentración empieza a parecer una sopa de fideos… sin fideos. 150 personas según la Policía, 200 reza El Mundo y 300 (periodistas, no espartanos) aventura el medio que más ha tirado por lo alto.

Podría entrar a comentar los eslóganes de las pancartas pero me parece más significativo el baile de cifras: más de 60.000 plumillas con papeles en España, 1.800 empleos perdidos desde el verano, la amenaza de más de 5.000 despidos en el aire y… 300 (venga, me quedo con el dato chachi) periodistas debajo de un puente. El de Juan Bravo en este caso.

Por ejemplo, ¿Dónde están los chicos de ADN.es? No creo que estén preparando otro vídeo de despedida (¡muy buen trabajo chicos!). ¿Y los chicos de Bloomberg TV España? ¿Bolsacinco? ¿Los ‘ilegales’ de la desaparecida Localia? ¿Los desterrados de PRISA y Unidad Editorial? ¿Los que temen por su puesto de trabajo? ¿Y los que viven de esto? Y aquí me incluyo.

Como muchos de mis compañeros y amigos, yo no fui a esa concentración. Por la sencilla razón de que me niego en rotundo a hacer el borrego acudiendo a la llamada de una Asociación que supuestamente me representa, pero que tiene la capacidad operativa de un crucero de ocho pisos varado en medio del Atlántico. La APM sumó mucho asociado por el seguro médico que facilitaba a sus miembros (y no, no soy asociada ni tengo seguro médico… de momento, porque si la cosa se pone chunga hago una “grouchada” y me cambio de principios), pero ¿alguien recuerda la última vez que hizo algo realmente útil por los profesionales?

Dejo la pregunta en el aire y me despido con una anécdota: la de la niña que portaba un cartel que decía “Dame un motivo para ser periodista”. Y ahí estaba Magis Iglesias, presi de la FAPE, para apelar a la “pasión” que es el periodismo. Una pasión más cara que la turca de Gala, si me apuras.

Ahora me arrepiento de no haber estado allí para haberle dicho a Magis, “Magis-ima, dame una razón para seguir siendo periodista”. Porque duelen tantos medios cerrados, tantos compañeros y amigos en la calle, tantos compañeros y amigos con salarios infrahumanos, con jornadas leoninas, tantos compañeros y amigos sin contrato. Tantos compañeros y amigos (Urbaneja, estoy contigo) sin dignidad.

Firma: una consultora de comunicación muy periodista.

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInShare on Google+Pin on PinterestBuffer this pageEmail this to someone

Tags | , , , , , , ,

10 comentarios to “Dame un motivo para seguir siendo periodista”

  1. Una rubia muy dudosa dice:

    Después de tanto comentario imagino que no puedo aportar nada nuevo. Así que trataré de contestar a algunas de las ideas que habéis ido dejando por aquí (y trataré de exprimirme los sesos para ver si sale algo de mi cosecha).
    Totalmente de acuerdo con eso de que la APM es algo completamente inúltil (descartando su maravilloso servicio médico, claro). Yo terminé la carrera creyendo ser una de las pocas beneficiadas por esta maravillosa asociación: logré una plaza en su ¿pretigioso? Programa de Primer Empleo, iniciativa que trataba de ‘colocar’ (con un contrato de trabajo, por aquello de luchar contra lo del becario precario) a los mejores licenciados de su promoción en un medio destacado del panorama nacional durante un año. Y después ¿qué? Pues despues, aquellos que lograron lamer bien el culo (y perdón por la expresión) a los de la APM y mamonearon un rato lograron que les fueran colando por otros medios. ¿ Y los demás? De los que únicamente nos dedicamos a hacer nuestro trabajo lo mejor posible y luego nos fuimos a la puñetera calle una vez finalizado ese año, nadie se acuerda. De hecho, yo volví a ser becaria nada más terminar mi maravilloso año de contratada. Así que, qué me vais a contar a mi…Estamos hablando de una asociación que después de mil años de funcionamiento se ha dignado a poner en marcha una bolsa de empleo (inúltil total, pero bueno), que no es capaz de denunciar (salvo con una manifestación de mierda, y de nuevo perdón por la expresión) la sangría q se está produciendo en muchos medios de comunicación…En resumen, una organización que sólo sirve para complacer los intereses de unos pocos y para ignorar el bienestar de la gran mayoría de la profesión.
    Respecto a lo de los becarios, Laurachan ,tienes toda la razón. El problema no es de la gente que acaba de terminar la carrera (y que hace lo q hemos hecho todos), sino de los que están arriba, con el bolsillo calentito y la vida resuelta. Ellos son los que tienen menos que perder y los que realmente tienen poder de decisión sobre lo que está pasando en los medios. Pero claro, precisamente es a ellos a quienes más interesa que las cosas funcionen así…Con un poco de suerte, el día que estos dinosaurios del periodismo se vean en la puta calle (perdón, again) igual empiezan abrir los ojos.
    Y por lo demás, pues sí, apoyo también eso de que el espíritu vocacional no justifica que nos traten como a esclavos o lo de que somos una panda de egocéntricos que no se juntaría con el de al lao ni para jugar a las chapas. Si seguimos así, nuestra falta de unidad nos va a traer problemas muy graves. Y si no, al tiempo.
    (prometo volver a escribir, pero mi jefa ha vuelto a sacar el látigo y dice que, o me pongo a currar ya o me pone de patitas en la calle…)

  2. Laurachan dice:

    o lo que viene a ser la injusticia de la vida, Carlos 😛

    Weno. tampoco nos desilusionemos, ya vendrán tiempos mejores joe! Con el periodismo independiente no ha podido ninguna crisis económica, simplemente las cosas se revuelven y terminan más o menos encauzándose de nuevo, con el tiempo.

    Y el nuestro no es el único sector que sufre, que muchísima gente se está quedando en la calle en iguales o peores circunstancias que nosotros. Lo que sí es verdad es que deberíamos estar más unidos. Ojalá puntos de encuentro como este sirvan para buenas iniciativas!

  3. Carlos SP dice:

    Ayer fui por segunda vez en cuatro meses al INEM. La primera por culpa de un fabuloso ERE en ciernes que tocó en primer lugar a los que llevábamos menos tiempo en la empresa; la segunda… pregunténselo a las Mama Chicho, a Belén Esteban o al Vasilisco (sí, con V) que cerró un equipo joven, recién formado y con ganas de trabajar. Está claro que el periodismo es una vocación y una pasión , como habéis dicho, al igual que lo es una ingeniería, la informática o la la investigación. Y es, además, tan compleja como cualquiera de ellas. Cierto es que un individuo al azar puede escribir un artículo sobre un tema, pero no es menos cierto que la virtud del periodista es moldear una información hasta hacerla atractiva, accesible, útil y trascendente. Algo que en un mundo donde el trabajo físico de los individuos es cada vez menos importante ante el imparable avance de la tecnología es fundamental como vehículo transmisor de ideas y generador de opinión pública. Todos los excesos que se están realizando en contra de los periodistas en estos meses tendrá su repercusión en el futuro, y si no, ojala os acordéis de este comentario en el futuro. Un árbol se puede derribar, un edificio derruir y hasta un lago secar, pero quitarle la ilusión de trabajar y hacer del mundo un lugar mejor a toda una generación no puede traer nada bueno a ningún país civilizado.

  4. DDTSB dice:

    Solo comentar la pasión no se come… que no todo el mundo aguanta lo que le echen y muchos se quedan (y cada vez más) en el camino. Estoy con Pink Mary, o nos unimos todos para conseguir mejoras en la profesión o …

  5. Sara dice:

    A mi lo que me gustaría es que desaparecieran los topicazos de escena, cuando de lo que se trata es de dignificar la profesión laboralmente. Estoy harta del rollo de que “el periodismo es una gran pasión”, porque parece que justifica nuestra pasividad y conformismo. Como es una gran pasión que nos paguen lo que quieran, echando las horas que ellos quieran… que seremos felices y estaremos contentos. Pues va a ser que no.

    Si elegimos dedicarnos a esto no fue por azar, todos teníamos nuestros motivos. Que yo sepa nadie espera que todos los estudiantes de medicina acaben en África con Médicos sin fronteras, ¿por qué de nosotros sí se espera que traguems con lo que sea con tal de seguir ejerciendo?

    Ser periodista empieza a parecer un lujo de las clases pudientes. Es el fin.

  6. Pink Mary dice:

    Laurachan, no pretendía echarle la culpa al pobre becario =) Pobres! Nos estoy echando la culpa a todos nosotros: a los periodistas que en su día fuímos becarios, y cedimos a condiciones absurdas. Culpo a universidades y empresas por exprimirnos y quitarnos el jugo.
    La cama nos la hacemos nosotros. Un colectivo inexistente que en lugar de reivindicar mejoras conjuntamente lo hacemos de forma unipersonal para salvar nuestro propio trasero…PERIODISTAS DEL MUNDO, UNIOOOOOOS!!!

  7. Laurachan dice:

    PInk Mary, tienes razón en algunas cosas pero yo tengo algo que apuntar: los becarios no tienen la culpa de nuestros problemas.
    Los responsables son los jefes, los jefes que contratan a los becarios!
    Te digo estoy porque parece que al final la culpa la tiene la persona de 23 años que quiere ganar experiencia, aunque sea a base de no cobrar ni un duro. Yo lo he hecho, por supuesto; y el 100% de las personas que conozco y que hoy en día están trabajando en el sector, también.
    Repito, el problema no es el becario, el problema es el jefe que contrata a un becario y suprime un puesto de trabajo!

  8. Pink Mary dice:

    Ser periodista en este país es vender tu alma al diablo , desde antes de licenciarte. ¿Cuántos hemos trabajado si contrato como becarios precarios?, ¿cuántos hemos dicho “si, guana” para intentar encontrar nuestro hueco en el sector? No sólo hablo del salario. También permitimos el atropello de nuestros ideales y asumimos que la objetividad no existe. Nos vendemos.

    Estoy deacuerdo en que la APM no nos defiende, pero la responsabilidad en primera instancia recae sobre nosotros. Estamos alienados, por no decir atontados. Spain is different. También para el periodismo, claro. El nivel salarial de los periodistas en España provocaría carcajadas a nuestros compañeros europeos y ya no te digo a los américanos que se retorcerían de risa. ¿Y que hacemos? Nada.

    Si todos los periodistas hicieramos una huelga general, siempre habría nuevos becarios hambrientos que se quedarían con nuestras sobras encantados. A ellos también le dicen: “lo importante es meter la cabeza” Genial. A sí el día de mañana cobrarán igual que un camarero (con todos mis respetos hacia ese sector, que han sido más listos y no han perdido cinco años de sus vida estudiando para nada)

  9. Laurachan dice:

    estaba cantado…. entre el “”corporativismo”” del sector y lo del cambio de día….

    Cada cual lo que se merece, así somos y así nos va. Pasamos de todo, y eso tiene sus consecuencias: somos más felices, más juerguistas y nos lo pasamos chachi, pero nos pisotea todo el mundo.

    Ah, y tb tenemos la Asociación de la Prensa que nos merecemos. Sin comentarios….

    A ver cuando nos damos cuenta: sólo se nos empezará a valorar cuando NO ESTEMOS: parón periodístico total, a casita una semana!!! A eso seguro que nos apuntábamos todos! Ni radio, ni prensa, ni tele, ni digital, todos los periodistas de España a llenar los bares, que les íbamos a sacar de la crisis! ¿No hacen eso los pilotos, los jueces, los funcionarios de limpieza…. todos los demás? ¿Por qué nosotros no?

  10. Pablo dice:

    En este contexto, hay dos aspectos que no deberíamos ignorar. El primero es la falta de “sentimiento del colectivo periodístico”. Será cuestión de los egos pero, en nuestro sector, existe la fatal creencia del “sálvese quién pueda” y de “yo soy mejor que mi vecino”. Eso nos resta fuerza.
    El segundo: el deterioro de las condiciones de trabajo de los periodistas no son sino el deterioro de la función periodística. Sin periodismo no hay libertad, no hay información… Estamos vendidos al oscurantismo y a la tropelía, a la falta de transparencia y al “aquí vale todo”.
    La gravedad de los momentos que estamos viviendo va directamente unida a la salud de la democracia que se supone que es España


Dejar un comentario

  • RT @_RosaMatias_: Puesdes seguir #Womanlidertic en #steaming https://t.co/wplO7xK8fC vía @youtube
    16-Nov-2017 09:33
  • RT @_RosaMatias_: Networking no es solo una cuestión de crear oportunidades, se necesita confianza para que las relaciones sean seguras, es…
    16-Nov-2017 09:33
  • 5 tendencias en comunicación digital para 2018 Via @oliverserrano en #silviaalbertblog https://t.co/HcDhKy2xNA
    08-Nov-2017 10:51
  • RT @Angelesdex: Descobreix les ambaixadores de #womanlidertic i Inscriu-te gratiuitament #womanlidertic https://t.co/M39ushN2fH https://t.c…
    08-Nov-2017 10:03
  • Alumnos de @eicomunicacion concentrados en su discurso del ascensor. Que mejor manera de empezar la sesión… https://t.co/eoSZckRQJN
    02-Nov-2017 17:45
  • El uso de #Instagram en el #periodismo profesional | https://t.co/8wHjVqf1QZ vía @pciudadano @und_rconstr
    30-Oct-2017 11:32
APM Añadir nueva etiqueta BBVA cambio Carmen Muñoz Coaching Comunicación comunicación interna creatividad crisis Cristina Aced dia de la mujer Dircom empleo empresa empresas estrategia Estudio de comunicación facebook Fape formación innovación Iván Pino Jose Manuel Velasco Libros Liderazgo medios ofertas de empleo periodismo Periodistas prensa Productividad Profesionales recursos Redes sociales Rosa Matías rrhh RSC selección Silvia Albert Sonia Franco talento Telefónica trabajo wellcomm
 
Wellcomm Wellcomm Silvia Albert
 
Facebook Linkedin RSS Twitter
Suscribase