Categoría | Opinión y debates

La Neurociencia es sexy

Publicado el 07 octubre 2014 by wellcomm

NeuromanagementEn el ámbito de la empresa y de la comunicación, desde hace unos años está de moda hablar de Neurociencia y de Neuromanagement, en su condición de ámbitos innovadores y conceptos ‘sexy’, con capacidad para sorprender y seducir la curiosidad de expertos y CEOs. Es cierto que las disciplinas científicas relacionadas con la Neurociencia existen desde hace muchos años, aunque su intensa trasposición a los ámbitos profesionales y empresariales se ha popularizado en fechas algo más cercanas.

Como posiblemente ya sepas o intuyas, la Neurociencia se ocupa de estudiar los aspectos fisiológicos, bioquímicos, evolutivos, estructurales y funcionales del sistema nervioso, como bases biológicas del comportamiento humano.

El Neuromanagement es la aplicación de los descubrimientos de la Neurociencia a la gestión de las empresas. No temas, no vamos a ponernos ahora ‘el traje de Punset’ y a evangelizarte con fábulas sobre el poder omnímodo del cerebro humano, ni nada parecido. Nos da mucha pereza. Para ‘darte la brasa’ respecto de estos temas ya hay otros que lo hacen bastante mejor que nosotros.

Lo que si nos gustaría es rescatar algunas ideas gratas y reconfortantes que la Neurociencia ha querido revalorizar, a pesar de no ser suficientemente comprendidas durante largos años.

En primer lugar, los neurocientíficos nos han transmitido con meridiana claridad la necesidad de rescatar la práctica de la vida contemplativa como actividad cotidiana para mejorar el bienestar personal y hacer crecer el potencial profesional. Solo consiste en relajarnos, silenciar el constante ruido de nuestro cerebro, ahuyentar el estrés, abrir la puerta a las emociones positivas y lograr un estado general en el que la presencia de las ondas cerebrales alfa nos procurarán el mejor caldo de cultivo para la creatividad, la intuición, la toma de decisiones efectivas y la resolución de problemas más o menos complejos.

Suena un poco místico, pero no hay nada de superstición en esta práctica de la vida contemplativa, algo ya conocido y de alguna forma utilizado en distintas culturas, desde hace algún que otro milenio.

Por si te parece que padecemos un repentino delirio otoñal o que hemos sido abducidos por algún chamán mercenario, solo te recordaremos que las ondas alfa son oscilaciones electromagnéticas con frecuencias entre 8 y 13 Hz, que se originan en la actividad eléctrica de las células cerebrales del tálamo.

Las ondas alfa suelen aparecer, de forma espontánea, cuando nos relajamos tras completar una tarea, logramos un pequeño objetivo en el trabajo o realizamos alguna actividad serena, tranquila y gratificante. La Neurociencia y el Neuromanagement nos ponen sobre la pista de la importancia de la vida contemplativa, frente a la cultura dominante de premiar el estrés, la tensión, la fatiga, las jornadas laborales ‘coreanas’ o la actividad profesional incesante. El desprecio por la vida contemplativa o por la meditación ha gozado durante décadas de un prestigio dudoso, abusivo e interesado.

Por suerte, gracias a los fundamentados descubrimientos de la Neurociencia y del prestigio alcanzado por estas disciplinas, ahora contamos con argumentos para, en muchos casos, defender lo obvio aunque entre en brutal contradicción con la cultura de muchas compañías.

En determinados momentos, ‘hacer nada’ es productivo y contribuye a impulsar la excelencia profesional individual. Es más, si programamos momentos de vida contemplativa, de ‘hacer nada’ -tal como suena- en nuestra jornada laboral y en nuestras costumbres personales, promovemos el establecimiento de nuevas conexiones neuronales al tiempo que se solventan problemas y se toman decisiones complejas, de forma creativa, innovadora y placentera. Casi sin darnos cuenta, con la misma espontaneidad y ligereza con la que nos deslizamos por un suave tobogán.

Dicho de otra forma, en las empresas y en nuestra vida profesional es saludable, sostenible e imprescindible contar con espacios para ‘soñar con los ojos abiertos’, ‘pensar al revés’ o dejar a nuestras ideas vagar libremente sin presiones, en un estado de máximo bienestar. Lo contrario representa volver la espalda a la productividad de equipos y organizaciones. Por fortuna, estas ideas están arraigando con fuerza.

Decididamente, la Neurociencia es sexy, muy sexy. Y no solo para los profesionales. Ciertamente, el Neuromanagement es aún más sexy para las empresas.

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInShare on Google+Pin on PinterestBuffer this pageEmail this to someone

Tags | , , , , , , , ,

Un comentario to “La Neurociencia es sexy”


Dejar un comentario

  • RT @_RosaMatias_: Puesdes seguir #Womanlidertic en #steaming https://t.co/wplO7xK8fC vía @youtube
    16-Nov-2017 09:33
  • RT @_RosaMatias_: Networking no es solo una cuestión de crear oportunidades, se necesita confianza para que las relaciones sean seguras, es…
    16-Nov-2017 09:33
  • 5 tendencias en comunicación digital para 2018 Via @oliverserrano en #silviaalbertblog https://t.co/HcDhKy2xNA
    08-Nov-2017 10:51
  • RT @Angelesdex: Descobreix les ambaixadores de #womanlidertic i Inscriu-te gratiuitament #womanlidertic https://t.co/M39ushN2fH https://t.c…
    08-Nov-2017 10:03
  • Alumnos de @eicomunicacion concentrados en su discurso del ascensor. Que mejor manera de empezar la sesión… https://t.co/eoSZckRQJN
    02-Nov-2017 17:45
  • El uso de #Instagram en el #periodismo profesional | https://t.co/8wHjVqf1QZ vía @pciudadano @und_rconstr
    30-Oct-2017 11:32
APM Añadir nueva etiqueta BBVA cambio Carmen Muñoz Coaching Comunicación comunicación interna creatividad crisis Cristina Aced dia de la mujer Dircom empleo empresa empresas estrategia Estudio de comunicación facebook Fape formación innovación Iván Pino Jose Manuel Velasco Libros Liderazgo medios ofertas de empleo periodismo Periodistas prensa Productividad Profesionales recursos Redes sociales Rosa Matías rrhh RSC selección Silvia Albert Sonia Franco talento Telefónica trabajo wellcomm
 
Wellcomm Wellcomm Silvia Albert
 
Facebook Linkedin RSS Twitter
Suscribase